• Sábado , 24 agosto 2019

Super Bowl LI estableció récord de apuestas en casinos de Las Vegas

Los casinos de Nevada ganaron 10.93 millones de dólares de un récord de 138.48 millones apostados en el Super Bowl LI, anunció este lunes la junta de control de juegos.

superblowl

Los 138.48 millones apostados superan el récord del año pasado de 132.54 millones. Las casas de apuestas retuvieron el 7.9 por ciento de la cifra total y registraron su séptimo Super Bowl más lucrativo de la historia, cuando los New England Patriots descontaron una desventaja de 25 puntos y vencieron a los Atlanta Falcons, 34-28m en el primer juego de Super Bowl de la historia que se va a tiempo extra.


Desde que la oficina de control de juegos de Nevada comenzó a regular las apuestas del Super Bowl en 1991, las casas de apuestas reguladas en el estado han salido con saldo positivo en 25 de 27 partidos. Los casinos han tenido ganancias netas de 173.6 millones con el Super Bowl en ese periodo.

Los Patriots cubrieron los 3 puntos como favoritos y el partido superó los puntos esperados de 57 puntos. Favorito y puntos esperados generalmente es una mala combinación para las casas de apuestas, pero ese no fue el caso este año.

La casa de apuestas del MGM reportó ganancias de siete cifras en el partido. Al respecto, Jay Rood, vicepresidente de carreras y deportes, dijo que terminó con 51 por ciento del dinero de las apuestas directas con los Patriots y aproximadamente 1.000 apuestas más con New England.

El dinero estuvo distribuido tan parejo con la diferencia de puntos, total y apuestas paralelas que la mayoría de las casas de apuestas llegaron al partido en situación de nulo riesgo.

“Habría sido difícil no ganar dinero en un día así”, expresó Ed Salmons, gerente asistente en el Westgate SuperBook.
El SuperBook vio un aumento del 20% de apuestas respecto al Super Bowl del año pasado. El South Point Casino también registró un récord de apuestas. CG Technology, Station Casino, Caesars Palace, South Point y el Wynn también reportaron ganancias con el partido. Sin embargo, los casinos tuvieron que esperar hasta el final.

Si bien el interés en apostar se incrementó, la audiencia por televisión disminuyó. De acuerdo a Darren Rovell de ESPN, 113.3 millones de espectadores vieron el partido del domingo por la noche, la cifra más baja desde el 2014.

“Generalmente, los índices de televisión son similares a las apuestas”, señaló el vicepresidente de carreras y deportes de Station Casinos, Art Manteris. “Pero ese no fue el caso este año, ya que las apuestas en Nevada siguen disparándose a sus máximos históricos. Las apuestas durante el partido fueron importantes para eso. Las apuestas durante el partido realmente llegaron a su mayoría de edad ayer durante el Super Bowl”.

El casino William Hill de Nevada fue el único de Las vegas que reportó pérdidas. Una serie de apuestas durante el partido sobre los Patriots con probabilidades 10-1 o mayores generaron pérdidas de seis cifras para William Hill. En el último cuarto, New England llegó a estar 16-1 abajo para ganar el partido. William Hill sólo tomó un par de pequeñas apuestas a ese precio.